¿Cómo elegir una cama articulada?

Bueno, te han recomendado que compres una cama articulada (para ti o para alguna persona cercana) y, ¿ahora qué?
Nunca te habías planteado comprar este producto, así que no sabes por dónde empezar, ves que las hay con y sin carro elevador, con y sin ruedas, con distintas funciones, de distintos materiales, con tren y antitren, con trapecio...

En este artículo vamos a darte las claves para que puedas elegir la cama ortopédica que más se ajuste a las necesidades de la persona que va a usarla.

Las camas articuladas son aquellas que tienen un somier formado por planos que suben o bajan distintas partes del colchón. Quizás ha llegado el momento en que tengas que comprar una para ti o un familiar y nos asaltan dudas. La primera es: ¿por qué usar este tipo de camas?

Una persona convaleciente o dependiente que pasa mucho tiempo tumbado tiene riesgo de sufrir las llamas úlceras por presión. Las camas ortopédicas permiten cambiar de postura al usuario, por lo que la hacen enormemente cómodas y suponen una gran ayuda para los cuidadores.

Y ahora la pregunta es ¿cuál es la que más me conviene? Las numerosas características han hecho necesario hacer una clasificación que estamos a punto de detallarte:

Las Medidas

Las camas articuladas tienen una medida estándar de 90x190cm. Sin embargo hay fabricantes que las fabrican de 70, 75, 80 o 105cm. de ancho, por ejemplo.

Las camas articuladas normalmente soportan hasta 140 kilos de peso, pero existen las llamadas camas articuladas bariátricas o XXL, para los usuarios de talla grande o con sobrepeso. Estas camas eléctricas especiales de gran tamaño soportan hasta 350kg.

cama-articulada-donble-de-matrimonio

¿Y qué hacer si dormimos en pareja? Hay dos opciones: camas eléctricas de matrimonio con un solo somier articulado o una cama articulada doble con dos somieres individuales, para que cada usuario pueda colocarse en la postura que desee.

Nosotros recomendamos que adquiráis dos camas de ortopedia individuales y las pongáis juntas. Al fin y al cabo, tiene muchas más ventajas: precio, facilidad de encontrar sábanas, más independencia…

Carro Elevador

cama-articulada-con-carro-elevador

Lo primero que nos preguntarán en la ortopedia es que si queremos la cama con carro elevador o no. ¿Qué es eso? Pues es un sistema de elevación que sube y baja la cama para conseguir una posición óptima. Las camas articuladas con carro elevador hacen mucho más fácil entrar o salir de ella, por lo que es lo indicado en el caso de que el usuario tenga Alzheimer o algún otro problema de movilidad. Por otro lado, el carro elevador está pensado también para el cuidador: elevar la cama hasta una altura permite que la espalda no sufra a la hora de atender al enfermo.

¿Qué tipo de carro elevador tienen las camas articuladas?

  • Tijera o carro elevador: los hierros forman una X como si fuera una tijera, que se abren o se cierran dependiendo de la altura deseada.
  • Telescópica: un motor colocado en el cabecero y otro a los pies de la cama, hace que suba y baje.
  • Tren y antitren de Lemburg: si el carro la eleva o baja, el tren la inclina hacia el cabecero o los pies. ¿Para qué? Las personas que pasan mucho tiempo encamadas tienen problemas para cambiar de postura. La inclinación hace que la circulación de la sangre fluya con más facilidad a todos los rincones del organismo.

Por lo tanto ¿carro sí o no? Es evidente que eleva el precio de la cama y puede que no lo necesitemos en un futuro inmediato pero, a la larga, tener carro elevador significa calidad de vida.

El somier

En el mercado podemos encontrar camas articuladas con somier de 3 materiales distintos: madera, acero y fenol.

  • De madera. Es lo más parecido a un somier tradicional. Estas lamas están sujetas a la estructura por plástico, lo que hace que el somier sea flexible. A su favor, diremos que también es el más económico. Sin embargo, la madera es porosa y puede mancharse o coger olores, por lo que en hospitales y geriátricos evitan utilizar este tipo de somier.
  • De acero. Aporta más firmeza al ser más rígido. No se mancha ni huele.
  • Somier fenólico. Parecido al PVC, combina lo mejor de los materiales anteriores: no coge manchas ni olores y es flexible. Sin embargo, este tipo de somieres tiene un precio más elevado.

somier-cama-articulada-madera

Las patas

Cuando escojamos nuestra cama, tendremos que decidir si entre queremos las patas fijas en altura, regulables, con ruedas o sin ellas.

  • Las camas articuladas sin ruedas pueden tener las patas fijas o telescópicas, que elevan la altura de la cama 20 centímetros en tramos de 5cm cada uno.
  • Las camas articuladas con ruedas: con frenos en las cuatro ruedas, en dos de ellas o con freno centralizado, que hace que las cuatro ruedas frenen a la vez.

Los accesorios

cabecero-piecero-incorporador-de-cama-trapecio

  • Cabecero y piecero: tienen una función estética, pues no impide que la cama de ortopedia funcione adecuadamente. Quizás estemos pensando en aprovechar los de la cama anterior. Si es así, quizás nos convendría saber la altura de la cama. Si no, algunas de estas camas de hospital vienen con cabecero y piecero incorporado.
  • Barandillas: muy útiles a la hora de evitar que el usuario se caiga de la cama o para servir de ayuda a la hora de la incorporación. ¿Cuántas necesitamos? ¿Una o dos? Hay barandillas universales que se pueden colocar en la mayoría de las camas. También hay barandillas telescópicas como la Pivot Rail que ajusta su longitud según nos convenga y las abatibles como la Bedcane, que nos ayudan a entrar y salir de la cama.
  • Incorporador o trapecio: es un sistema que cuelga a cierta altura por encima de la cama, para que el usuario pueda agarrarlo y usar la fuerza de las manos para incorporarse o cambiar de postura en la cama. La mayoría de las camas de ortopedia tienen un sistema para acoplar este incorporador.
  • Portagoteros: útiles para poner la medicación. Al igual que el punto anterior, muchas camas articuladas están adaptadas para la instalación del portagoteros.

Cuando compres tu cama articulada, va a llegar desmontada. No entres en pánico. Siempre puedes leer las instrucciones o ver este vídeo donde te explicamos paso a paso como montar tu cama articulada eléctrica.

Tenemos que dejar de creer que las camas articuladas eléctricas son camas de hospitales o para gente convaleciente; no sólo es eso, mucha gente la utiliza porque son cómodas y prácticas: son perfectas para leer en ellas e ideales por si necesitamos una pequeña ayuda en la incorporación.

Si aún te quedan dudas sobre cuáles son las prestaciones de la cama articulada que más te conviene, estaremos encantados de asesorarte sin compromiso. Puedes llamarnos a nuestros teléfonos 955 973 107 / 635 105 135. También puedes escribirnos a nuestro correo info@ortopediamimas.com