¿Cómo escoger un colchón antiescaras?

Resulta que la persona a nuestro cargo cada vez pasa más tiempo en la cama y hemos notado que su piel cada vez está más sensible. Preguntamos a médicos o amigos que también tienen familiares convalecientes y salen dos términos que no nos suenan de nada: “úlcera por presión” y “escaras”. Desconocer su significado no le resta importancia al tema: es un asunto muy serio para la salud.

Las escaras están categorizadas en grados dependiendo de su gravedad y se han creado ayudas técnicas específicas para cada estadio. Los productos antiescaras no curan la úlcera, pero evitan enormemente su aparición y las posibles complicaciones posteriores. Por todo esto, encontrar el colchón adecuado significa salud y calidad de vida.

¿Qué colchón es el adecuado para mi caso? Aquí te los clasificamos para que elijas el tuyo. Siempre puedes ponerte en contacto con nosotros si tienes dudas y estaremos encantados de asesorarte sin compromiso.

Colchones de látex

Son más asequibles y han estado de moda en los últimos años. Como profesionales, son los que menos recomendamos porque los colchones de látex son menos traspirables que los antiescaras.

Colchones para camas articuladas de latex

Colchones antiescaras de poliuretano, viscoelástico y de espuma

Los colchones de poliuretano se adaptan al cuerpo de una manera óptima, reparten el peso y alivian la presión.

Los colchones de viscoelástica son extremadamente confortables y es un material “con memoria”: recupera su forma original en cuanto dejan de sentir la presión del cuerpo. Estos colchones tienen una base de poliuretano y sobre ella una capa viscoelástica de varios centímetros.

Los colchones de espuma son muy cómodos y más asequible que los anteriores. Sin embargo, su propiedad para prevenir las escaras es menor.

Colchón antiescaras sin aire

Los tres colchones antiescaras anteriores tienen fundas impermeables, transpirables, no se forman arrugas. La gran mayoría de estos colchones son higiénicos, antibacterianos, hipoalergénicos, antiácaros e ignífugos.

Colchones antiescaras especiales

Algunos colchones antiescaras tienen características especiales. Los específicos para camas articuladas tienen hendiduras para que no se deformen cuando la cama se articula y un borde más resistente que sirve, para evitar que el usuario se caiga de la cama.

Otras configuraciones exclusivas son los colchones antiescaras con una cavidad para los pies: esta zona especial hundida hace que el peso no caiga en los talones, lugar especialmente sensible, sino en los gemelos.

Colchones antiescaras para descargar talones

Colchones antiescaras de Aire

Los colchones antiescaras de aire están considerados el producto más eficaz para prevenir las úlceras. Las células de aire se inflan de dos maneras distintas: con un compresor o los llamados “colchones de flotación seca”, en los que las celdas se inflan y el aire circula entre ellas sin necesidad de un compresor. En cualquier caso, el usuario puede regular la dureza del colchón para adaptarse a su cuerpo a la perfección.

Sea cual sea el colchón de aire que elijamos, hay que tener presente que se tienen que hinchar sin que el paciente esté acostado encima y nunca colocar al usuario en ellos sin que el colchón esté cubierto con una funda o sábana.

Debemos distinguir entre los cubrecolchones de aire y los colchones antiescaras de aire completos.

Colchones de aire básicos o cubrecolchones

Fundamentalmente son preventivos y recomendados cuando el paciente no tiene aún las escaras y riesgo bajo de padecerlas. Los cubrecolchones de aire se colocan encima de nuestro colchón y las celdas se inflan con el compresor. ¿Cuál es la presión de inflado adecuada? Siempre debemos mirar al fabricante.

Normalmente estos sobrecolchones de aire aguantan hasta los 100kg, pero recomendamos que el usuario que lo use no pese más de 80kg. Ventajas: es muy económico. Desventaja: el compresor puede resultar un poco ruidoso.

Colchón Antiescaras de Aire basico

Colchones de aire de gama media, media-alta

Son colchones (o cubrecolchones) con unos 5- 10 centímetros de espesor cubiertos por una funda.

Ventajas: no tienen celdas, sino cilindros paralelos que pueden inflarse a la vez o alternados, para una presión más uniforme. Confort óptimo en la zona de la cabeza, ya que esos cilindros en concreto son estáticos. Más seguros porque cuentan con un sistema de desinflado instantáneo para maniobras de RCP. Compresor menos ruidoso y más potente.

Colchón Antiescaras de Aire

Colchones de aire de gama superior

Como hemos comentado antes, la clave para evitar que aparezcan las úlceras es realizar cambios posturales. Si el convaleciente no puede hacerlo por sí mismo, el cuidador es el responsable de hacerlo manualmente. Pues bien, estos colchones antiescaras de aire realizan los cambios posturales solos, mediante una función de inflado lateral.

Todas las celdas son independientes, por lo que si se pincha una, podemos cambiarla en exclusiva.

Estos colchones de gama superior están indicados para los pacientes con riesgo muy alto de escaras.

 

Como ves, los colchones antiescaras no es algo que se debe adquirir a la ligera, sino que debe ser una decisión meditada. Te resolveremos todas las dudas que tengas sin ningún compromiso. Puedes ponerte en contacto con nosotros llamando a los teléfonos 955 973 107 / 635 105 135.